Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

Cuando se ensambla un sistema nuevo, estos requerimientos son relativamente fácile de alcanzar, pero cuando se repara un equipo frigorífico con antecedentes de fallas, el proceso es más complicado. Además de otros factores, esto se debe a que las fallas en las unidades pueden generar procesos químicos, y además, la apertura del circuito frigorífico crea una posible contaminación. Si se desea llevar a cabo una buena reparación, son necesarias una serie de medidas preventivas. Antes de comenzar cualquier detalle sobre la reparación, deben entenderse algunas reglas y condiciones.

 

Para realizar una razonable reparación de un sistema frigorífico hermético, deben quitarse o mantenerse en un nivel muy bajo el contenido de impurezas, humedad y gases no condensables.

Intervención del sistema frigorífico

Si el equipo frigorífico contiene refrigerante inflamable como por ejemplo R600a ó R290, el servicio y reparación de tales equipos demanda personal correctamente entrenado. Esto implica conocer las herramientas necesarias. Cuando se trabaja con refrigerantes como el R600a y R290 existe el riesgo de incendio.

En la siguiente fotografía, se muestra una válvula de intervención para colocar en el tubo de proceso Válvula de intervención de un compresor  hermético, logrando con ello, la apertura del sistema para realizar vacío y / o recuperar el refrigerante de la instalación. Antes de cortar cualquier tubo de la instalación o equipo, se recomienda limpiar la porción del tubo, para posteriormente realizar soldadura sobre el mismo.

Siempre use un cortador de tubos y no una sierra para cortar un tubo de un equipo frigorífico.

Soldando bajo la protección de un gas inerte

Un sistema cargado con refrigerante nunca debe ser calentado o soldado, mucho menos cuando el refrigerantes es inflamable.

Realizar una soldadura en una unidad que contiene refrigerante provocará la formación de productos de descomposición. Una vez que se retiró el refrigerante, debe agregarse al sistema un gas inerte. Esto se logra haciendo un barrido con nitrógeno. Antes de realizar el barrido, el sistema debe ser abierto en varios lugares.

Si el compresor resulta ser obsoleto, será apropiado cortar los tubos de succión y descarga, sin abrir el tubo de proceso.

Sin embargo, si el compresor está operativo, es recomendable cortar el tubo de proceso. El barrido con nitrógeno debe realizarse primero a través del evaporador y luego por el condensador. Una presión de entrada de 5 Bar y un barrido de 1 a 2 minutos será satisfactorio.

Filtro deshidratador

El filtro deshidratador absorbe una pequeña cantidad de humedad durante la vida de la unidad. Por lo tanto, actúa como una trampa previniendo el bloqueo del tubo capilar y problemas de suciedad en la válvula de expansión termostática.

Filtro deshidratadorSi un sistema frigorífico ha sido abierto, debe reemplazarse siempre el filtro para asegurar la deshidratación del mismo.

El reemplazo del filtro deshidratador siempre debe realizarse sin el uso de la antorcha o equipo para soldar. Cuando se calienta el filtro deshidratador existe el riesgo de transferir la humedad absorbida hacia el sistema, además debe considerarse la posibilidad de que exista refrigerante inflamable.

Generalmente el filtro deshidratador puede absorber una cantidad de humedad de aproximadamente el 10 % del peso del material desecante. En la mayoría de los sistemas, esta capacidad no es usada, pero en caso de dudar sobre el tamaño correcto del filtro, es mejor sobredimensionar el mismo antes que colocar uno de menor tamaño.

Penetración de humedad durante la reparación

Toda reparación deberá realizarse lo más rápido posible, y ningún sistema frigorífico deberá exponerse a la atmósfera por más de 15 minutos para evitar la penetración de humedad. Por lo tanto, es una buena regla tener todos los repuestos listos antes de abrir el sistema.

Preparación del compresor  y dispositivos eléctricos

Los amortiguadores de goma deben ser montados mientras el compresor  está colocado en su base. Nunca deberá invertirse el compresor  con el objeto de colocar los amortiguadores, ya que el aceite del mismo, ingresará por los tubos, lo cual trae aparejado problemas en el momento de soldar las tuberías.

Nunca se deben usar los amortiguadores de goma de otro compresor defectuoso, ya que estarán desgastados y endurecidos, a diferencia de los nuevos.

Si por algún motivo, la reparación sufre una demora, y el compresor estuviese abierto, deberán soldarse todos los tubos del compresor, inclusive el filtro deshidratador.

Nunca usar componentes eléctricos de otro compresor defectuoso

Se recomienda siempre usar componentes eléctricos nuevos con el compresor  nuevo, ya que de lo contrario, podrían aparecer problemas en el mismo. El compresor no debería arrancarse nunca sin el kit eléctrico completo.

Debido a que parte del circuito de arranque se basa en el dispositivo de arranque, arrancar el compresor sin este elemento no proveerá un buen torque de arranque y puede ocasionar el rápido calentamiento de la bobina de arranque, provocando su deterioro.

El compresor  no debe arrancarse en vacío. El arranque en vacío del compresor  puede provocar el deterioro de sus parte internas.

Evacuación

Cuando se fabrica una unidad frigorífica, esta debe ser cuidadosamente evacuada (quitar el aire del equipo), antes de cargar con un nuevo refrigerante. Esto es necesario para lograr una buena reparación. El principal propósito de la evacuación es la de reducir la cantidad de aire con gases no condensables en el sistema y eliminar la mayor cantidad de humedad.

La humedad en el sistema, puede provocar el bloqueo con hielo del capilar, reacción química con el refrigerante, envejecimiento del aceite, aceleración del proceso de oxidación e hidrólisis. Los gases no condensables alojados en un sistema frigorífico, principalmente incrementan la presión de condensación.

La evacuación puede realizarse de diferentes maneras dependiendo de las condiciones del volumen del lado de baja presión y descarga del equipo. Si la evacuación se realiza "œpor un solo lado" (a través del tubo de proceso), este método significará un vacío de baja calidad y con una ligera presencia de nitrógeno en el lado de alta presión. Dado que la bomba de vacío deberá aspirar los gases alojados en el condensador a través del tubo capilar, la restricción provocada por este, impide una evacuación efectiva del lado de alta del sistema. Además la restricción por parte del tubo capilar, impone mayor tiempo de evacuación para obtener buenos resultados.

Con la evacuación "œpor los dos lados" del sistema frigorífico, es posible obtener un buen vacío en un tiempo razonable. El vacío por ambos lados del sistema es el que mejor resultados otorga y es altamente recomendado.

Bomba de vacío y vacuómetro

Bomba de vacío y vacuómetroPara poder obtener un buen vacío es necesaria la utilización de una buena y adecuada bomba de vacío.

Para aplicaciones estacionarias debe usarse una bomba de dos etapas de 20 milímetros cúbicos por hora, pero para aplicaciones más pequeñas, una bomba de dos etapas de 10 milímetros cúbicos por hora es la mejor elección debido a su bajo peso.

Un compresor hermético no es aconsejable para realizar vacío ya que no es capaz de desarrollar la suficiente baja presión, y además, el uso del compresor como bomba de vacío provocará que este se recaliente y se dañe. La misma bomba de vacío puede usarse para todos los tipos de refrigerantes.

No es suficiente con tener una buena bomba de vacío si el vacío obtenido no puede ser medido. Por lo tanto es altamente recomendado usar un vacuómetro para medir presiones por debajo de 1 milibar.

Si te gustó este artículo técnico, me gustaría saber tu opinión al respecto. Comentas más abajo, que con gusto responderé a tus inquietudes!

 

Escribir un comentario