Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

El Aire Acondicionado de un auto trabaja de la misma manera que un refrigerador doméstico o comercial. El refrigerante en estado gaseoso es aspirado y luego es comprimido por medio de un compresor diseñado para tal fin. El refrigerante, una vez condensado en el condensador, atraviesa un dispositivo de expansión que reduce su presión y temperatura con el fin de absorber el calor dentro del habitáculo del vehículo, lográndose obtener valores menores de temperatura, que llegan al interior del auto a través de un ventilador.

 

El aire acondicionado le otorga al pasajero comodidad, refrigeración, calefacción, descongelación, eliminación de niebla, filtrado del aire y control de la humedad dentro del vehículo.

La principal diferencia del circuito del aire acondicionado en el auto con el de un refrigerador convencional, es que al existir movimientos y vibraciones entre las partes conexionadas, se vuelve imperativo emplear mangueras de goma, por cuyos poros puede producirse el escape de refrigerante si no se lo hizo circular durante mucho tiempo. Es debido a esto que se recomienda encenderlo algunos minutos, cada quince días, durante todo el año.

En el auto existe un dispositivo sensor de presión del circuito que en el caso de detectar la falta de refrigerante desconecta el compresor, ya que de otra manera se destruiría por falta de lubricidad. Al igual que en los refrigeradores de uso doméstico, si no hay refrigerante o gas el aire acondicionado no funcionará.

El refrigerante usado en aire acondicionado automotriz gas es recargable y existen dos variantes, el denominado Freón, que se usa en las unidades fabricadas antes de 1994, y el denominado ecológico que no es contaminante. 
Los especialistas recomiendan realizar anualmente una limpieza exterior del radiador y del condensador con aire a presión, pero en caso de recorrer muchos kilómetros las verificaciones deben hacerse cada 20.000 km

Técnicamente los talleres especializados pueden realizar la recarga de refrigerante, sobre todo en automotores de última generación en los cuales los equipos de acondicionamiento del aire automatizados poseen mucha tecnología electrónica.

Tabla de solución de averías en aire acondicionado automotor

Síntoma Condición Posible origen Remedio

Presiones de descarga y succión ambas altas.

Condensador cubierto con mucha suciedad y polvo.

Insuficiente enfriamiento del condensador

Lavar el condensador o limpiar con aire a presión.
No se observa el paso de burbujas por el visor de líquido luego de que se baña con agua el condensador. Excesiva carga de refrigerante. Quitar refrigerante hasta ajustar la carga correcta.
Presiones de descarga y succión ambas bajas Gran pasaje de burbujas por el visor de líquido. Insuficiente cantidad de refrigerante. Cargar la suficiente cantidad de refrigerante.
Fuga de refrigerante. Se observa el sello del eje visiblemente sucio y fugas en las juntas. Fuga de refrigerante a través del sello del eje. Reemplazar el sello del eje.
Se observan tornillos manchados con aceite. Fuga de refrigerante por los tornillos. Reajustar los tornillos
Se observan juntas manchadas con aceite. Fuga de refrigerante por las juntas. Reemplazar juntas.
Fuga a través de un componente fisurado. Fuga de refrigerante por la fisura. Reemplazar componente fisurado.
Presión de descarga anormalmente alta Pobre succión del ventilador del radiador .

* Correa del ventilador dañada.

* Disipadores del radiador y condensador cubiertos con polvo y mugre.

* Reajustar correa o cambiar.

* Limpiar el radiador y el condensador.

No aparecen burbujas en el visor de líquido cuando se enfría el condensador con agua. Excesiva carga de refrigerante. Quitar el exceso de refrigerante y ajustar carga.
La presión del lado de alta es anormalmente alta. Justo después de detener el compresor, la presión cae rápidamente a alrededor de 28 psi. Ingreso de aire o no condensables al circuito. Quitar todo el refrigerante y luego de un suficiente tiempo de vacío, recargar con refrigerante.
La presión de succión es anormalmente alta. Frío anormal alrededor de la manguera y de la válvula de servicio de baja presión.

* Válvula de expansión demasiado abierta.

* El bulbo sensor de la válvula tiene pobre contacto.

* Reinstalar o reemplazar.
Carga térmica muy grande. Temperatura exterior anormalmente alta. Esforzarse por enfriar el condensador.
La presión del lado de alta es alta pero la presión del lado de baja cae cuando el condensador es enfriado. Excesiva carga de refrigerante. Quitar refrigerante hasta ajustar la carga.
Justo después de detener el compresor, las presiones del lado de alta y de baja se equilibran.

* Junta deteriorada o destruída.

* Válvula de alta o baja presión rotas u objeto extraño en ellas.

* Reemplazar.

* Reemplazar válvula o quitar el objeto extraño.

Presión de succión anormalmente baja. Gran pasaje de burbujas a través del visor de líquido. Insuficiente cantidad de refrigerante. Cargar con la cantidad correcta de refrigerante.
Muy baja presión en el lado de alta presión. Tubería de baja presión no está fría.

* Fuga en el bulbo sensor de la válvula de expansión.

* Válvula de expansión congelada o defectuosa.

Reemplazar
Baja temperatura en el puerto de descarga, no sale el aire. Evaporador congelado o escarchado.

* Ajustar relé estabilizador.

* Correcta operación (velocidad de la turbina y control de temperatura).

Válvula de expansión escarchada. La válvula de expansión tiende a obstruírse. Limpieza (quitar humedad) o reemplazo.
Diferencia de temperatura entre la parte frontal y posterior de las tuberías del recibidor. Cuando es excesiva, la tubería posterior del recibidor se escarcha. Recibidor obstruído. Reemplazar.
Válvula de expansión / Recibidor Deshidratador 
Síntoma Condición Posible origen Remedio
La salida de la válvula no se encuentra fría. No se encuentra diferencia de temperatura entre la entrada y la salida de la válvula.

* Fuga de refrigerante en el bulbo sensor de la válvula.

* Muy poca cantidad de refrigerante.

* Reemplazar válvula de expansión.

* Reparar la fuga y recargar con refrigerante.

La entrada de la válvula presenta escarcha o está fría. La tubería de alta presión desde la salida del recibidor / deshidratador se siente fría. Recibidor / deshidratador obstruído. Reemplazar recibidor.
Escarcha o hielo Presencia de escarchas o nieve. Interior de la válvula de expansión obstruído. Reemplazar válvula de expansión y recibidor.

 

Si te gustó este artículo técnico, me gustaría saber tu opinión al respecto. Comentas más abajo, que con gusto responderé a tus inquietudes!

 

 

Comparte esto con tus amigos!

Comentarios