Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Válvula de expansión termostáticaIntroducción

La válvula de expansión termostática es uno de los dispositivos más importantes de un sistema frigorífico. El conocer las principales causas que provocan su mal funcionamiento ayudará al técnico a resolver problemas con la rapidez necesaria. En este artículo técnico, analizaremos los distintos problemas que suelen presentarse y la metodología a seguir para resolver los mismos.

Para determinar si el funcionamiento de la válvula de expansión termostática es la correcta, es necesario hacer la medición del recalentamiento de la misma. Hay que recordar que los pasos fundamentales en el análisis sistemático son los siguientes:

Paso 1º. Hacer la medición de la temperatura.

Paso 2º. Determinar si la temperatura es alta baja, o normal.

Paso 3º. Seguir los puntos de inspección apropiados.

Puntos sobre alto sobrecalentamiento

1. Restricción de la línea de líquido.

2. Baja carga de refrigerante.

3. Baja caída de presión a través de la válvula.

4. Taponamiento por hielo o cera.

5. Carga del bulbo térmico.

6. Ajuste incorrecto.

Puntos sobre bajo sobrecalentamiento

1. Fuga en el asiento de la válvula.

2. Ajuste incorrecto.

El recalentamiento de la válvula de expansión es la diferencia de temperatura del bulbo de la válvula y la temperatura de evaporación, que puede ser expresada de la siguiente manera:

SOBRECALENTAMIENTO = TEMPERATURA DEL BULBO - TEMPERATURA DE EVAPORACIÓN

Dado que este recalentamiento es una medida de temperatura, se expresa en grados centígrados o Fahrenheit. Para determinar la temperatura del bulbo, se adhiere a este un termómetro aislado. El aislamiento del termómetro es indispensable, ya que, de otra manera, la medición sería inexacta.

Por otro lado, como ya hemos visto, la temperatura de evaporación se detemina haciendo la lectura de la presión de succión y convirtiendo ésta a temperatura, empleando para ello una tabla de presión temperatura del refrigerante.

En la determinación de la temperatura de evaporación, debe tenerse especial cuidado en hacer la correción que sea necesaria, debido a la caída de presión en la línea de succión.

Sobrecalentamiento en los sistemas frigoríficos

En la mayoría de los sistemas, de aire acondicionado, el recalentamiento o sobrecalentamiento considerado normal es entre 5º y 8º C; mientras que en refrigeración a baja temperatura el sobrecalentmiento normal es de 2º a 5º C.

En otras palabras, esto significa que el sobrecalentamiento de la válvula es menor en refrigeración comercial a baja temperatura, que en sistemas de aire acondicionado.

Desde luego que, antes de aplicar este criterio basado en la práctica, es conveniente consultar los catálogos o datos de instalación del fabricante de la válvula, cuya información es más exacta.

Si el resultado de la determinación del sobrecalentamiento de la válvula es que éste es normal, se analizará el siguiente componente del sistema. En caso contrario, es decir, si el sobrecalentamiento es alto o bajo, es necesario contnuar con los puntos de inspección indicados en tal caso.

Los puntos de inspección que deben seguirse si el sobrecalentamiento de la válvula de expansión es más alto que lo normal son:

1. Restricción de la línea de líquido.

2. Baja carga de refrigerante.

3. Baja caída de presión a través de la válvula.

4. Taponamiento por hielo o cera.

5. Carga del bulbo térmico.

6. Ajuste incorrecto.

Un sobrecalentamiento excesivo nos indica que el flujo de refrigerante es menor que lo normal. Esta reducción en el flujo puede estar originada por una restricción en la línea de líquido.

La mayor indicación de una restricción en la línea es la caída de temperatura, que tiene lugar en una válvula solenoide colocada en dicha línea: la temperatura en laparte inferior de la solenoide será considerablemente menor que en la parte superior. Esta observación puede hacerse simplemente palpando la línea de líquido.

Por lo que se refiere al punto de inspección número 2, las indicaciones de una baja carga de refrigerante son las siguientes:

A. Burbujas en el visor de la línea de líquido.

B. Excesivo tiempo de trabajo del compresor.

C. Bajo requerimiento de energía.

D. Pérdida de la capacidad de enfriamiento.

E. Bajo nivel de líquido en el recibidor (si lo hubiera).

Es decir, que estas indicaciones son las mismas que deben observarse en el análisis del condensador y evaporador.

Caída de presión a través de la válvula de expansión termostática

Otra posibe causa de un alto sobrecalentemiento es la señalada por el punto de inspección número tres, o sea una baja caída de presión a través de la válvula.

Es necesario tener en cuenta que las válvulas de expansión térmicas están diseñadas para permitir un flujo dado, a una diferencia de presiones previamente determinada. Si dicha diferencia es menor que la de diseño, el flujo de refrigerante a través de la válvula será menor y, se reducirá la capacidad de la válvula.

La caída de presión a través de la válvula se determina por la diferencia de presiones de condensación y evaporación, aplicando la siguiente fórmula:

CA͍DA DE PRESIÓN EN LA VET = PRESIÓN DE CONDENSACIÓN - PRESIÓN DE EVAPORACIÓN

Como puede verse por la fórmula anterior, la causa de una baja caída de presión en la válvula de expansión es, generalmente, la baja presión de condensación. La presencia de una baja caída de presión a através de la misma es menor que lo normal.

Taponamiento con cera o hielo de la válvula de expansión termostática

El punto de inspección número cuatro es el taponamiento por hielo o cera; ambos pueden restringir o evitar el flujo de refrigerante a través de la válvula de expansión, con lo que el evaporador se vería falto de refrigerante y, como consecuencia, el sobrecalentamiento sería alto.

El taponamiento causado por hielo puede resolverse de forma momentánea, calentando ligeramente la válvula con un trapo caliente. En cambio, el taponamiento cuasado por cera o suciedad no puede eliminarse con el sistema cerrado, por lo cual es necesario desarmar la parte afectada.

Uno de los objetivos importantes de un análisis sistemático es evitar el trabajo innecesario. Por eso, cuando se sospecha que hay un taponamiento de la VET, lo primero que debe hacerse es colocar un trapo caliente alrededor de la misma. Si después de esta prueba las fallas subsisten, puede asegurarse que el taponamiento es causado por cera u otro tipo de suciedad, en cuyo caso el técnico debe completar el análisis de todos los componentes del sistema antes de proceder a desarmar la válvula.

Importancia del bulbo térmico de la válvula de expansión termostática

Parq eu la operación de la VET sea correcta, también es necesario que el bulbo térmico mantenga su carga. Si el bulbo pierde su carga, la compuerta de entrada de la válvula permanece cerrada, lo que da como resultado un alto sobrecalentamiento.

La manera más simple de determinar si el bulbo térmico ha perdido su carga es la siguiente:

1. Apague el compresor.

2. Coloque el bulbo en una cubeta con agua helada.

3. Encienda el compresor.

4. Saque el bulbo del agua helada y caliéntelo con la mano.

5. Compruebe un rápido descenso de la temperatura observando el manómetro de la succión y la temperatura de la línea de succión.

Si te gustó este artículo técnico, me gustaría saber tu opinión al respecto. Comentas más abajo, que con gusto responderé a tus inquietudes!

 

Escribir un comentario


Comentarios   

0 #2 Guest 19-11-2014 00:32
Muy interesante la informacion qje aqui se obtiene
Citar
0 #1 luis alberto cabrera carvajal 01-11-2012 13:29
hola soy nuevo en el foro y es mucha y muy buena la informacion que aqui se publica saludos a todos grasias por sus aportes
Citar