Pleno verano, y Carlos se prepara para una nueva jornada laboral. Mientras desayuna, luego de haber preparado sus herramientas, un llamado telefónico le interrumpe. Una voz femenina del otro lado, se queja de que su acondicionador de aire no funciona correctamente.

 

La tecnología inverter es la última innovación en tecnología concerniente a los motores eléctricos que incorpora el compresor de un aire acondicionado. El inverter, se emplea para controlar la velocidad del motor del compresor, para que pueda de esa manera, regular la temperatura. La unidad Inverter DC posee un controlador de frecuencia variable que controla la velocidad del motor, lo que significa, controlar la capacidad frigorífica de una unidad.

 

Cada vez es más notoria la presencia de aires acondicionados con tecnología inverter en los hogares. Su funcionamiento consiste en variar la potencia de la unidad en función de la variación de velocidad de su compresor, es el electrodoméstico elegido por los consumidores que esperan obtener un ahorro energético en sus hogares. Es en este sentido, que el Profesional de la refrigeración y el aire acondicionado cuente en su bagaje técnico, con el conocimiento mínimo para adentrarse en esta nueva tecnología.

 

Es un día de un calor excesivo en la ciudad, y Carlos, aprendiz de profesional del aire acondicionado, recibe la primera llamada de servicio del día: un cliente que se queja de que su acondicionador de aire split no enfría, y que además, forma hielo en una de las tuberías que salen de la unidad exterior en dirección a la unidad interior.

 

La eficiencia de los acondicionadores de aire, dependen en gran manera del buen estado de sus componentes. Sin embargo, en algunas ocasiones, factores ajenos al equipo pueden generar problemas que impedirán el normal desempeño del mismo, y, llegado el caso, podrían ocasionar daños catastróficos. Uno de ellos es el voltaje de alimentación a la unidad.

 

Arranque pesado del compresor de un aire acondicionado

Otra de las fallas que ocurren con gran frecuencia en acondicionadores de aire es el denominado “arranque pesado”. Entendemos por arranque pesado, cuando el equipo presenta el siguiente problema: arranca o intenta arrancar emitiendo a la vez un zumbido o sonido anormal, y luego se detiene por el accionamiento del protector térmico del mismo.