La eficiencia de los acondicionadores de aire, dependen en gran manera del buen estado de sus componentes. Sin embargo, en algunas ocasiones, factores ajenos al equipo pueden generar problemas que impedirán el normal desempeño del mismo, y, llegado el caso, podrían ocasionar daños catastróficos. Uno de ellos es el voltaje de alimentación a la unidad.