Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Un tratado acerca del Ciclo de refrigeración dentro de un sistema puede fácilmente tomar semanas o incluso meses para tener una comprensión completa del mismo. En este artículo, en forma breve pero sintetizada se tratará de describir este proceso.

Todo contiene calor

Debemos comprender que estamos tratando con el calor que está en todas las cosas (aire, agua, freón, concreto, etc.). Es un hecho de que el hielo no está frío en términos técnicos, mejor dicho, contiene menos calor que nuestro propio cuerpo, por eso lo llamamos frío. El pensamiento técnico establece que contiene menor calor que nuestro cuerpo puede contener. Por lo tanto, si vemos el calor de esta manera, podremos entender mucho mejor la diferencia mensurable que ellos tienen. Puede haber una diferencia de 68º F en la cantidad de calor entre nuestro cuerpo y el hielo.

Si se ubica un pequeño elemento congelado que está a 128º C  debajo de cero en un tanque con hielo, el hielo estará más CALIENTE que el pequeño elemento y este absorberá rápidamente algo de calor del hielo y se derretirá. Debemos entender la importancia de esto para comprender de qué manera el refrigerante absorbe calor.

La temperatura y presión del refrigerante varían directamente

Esto significa que si mantenemos un envase de refrigerante  R22 sellado y la temperatura del aire circundante es de alrededor 35º C, entonces la presión interior será de 184 libras. A 4,4º C es de solamente 69 libras. Si se calienta el envase, la presión se incrementa y si lo enfría la presión desciende (si permanece en un envase sellado). También, si aumenta la presión en el envase entonces aumentará la temperatura del refrigerante. Este fenómeno lo podemos verificar observando las tablas que muestran las relaciones presiones/temperaturas de los distintos refrigerantes.

El refrigerante se parece al agua

Si se mira a través de un visor de líquido el contenido de un envase con refrigerante, verá líquido o líquido con algo de vapor que se parece al agua, limpio y fluido. Sin embargo es muy diferente al agua, si abre el envase, el refrigerante escapará al exterior en forma de vapor. Esto lo hace por dos razones:

1) Está bajo una gran presión.
2) Hierve a temperaturas por encima de los -38º C, a menos que permanezca en el envase sellado, esto quiere decir, que hierve y se vaporiza instantáneamente tan pronto como se elimina la presión a la que está sometido.

La reducción de la presión al refrigerante provocará que ABSORBA mucho calor

Si se derrama un poco de refrigerante en el piso, inmediatamente se evapora, pero al hacer esto, absorbe una gran cantidad de calor de ese lugar. El piso se tornará frío.

Si se hace circular refrigerante a través de un pequeño tubo y luego por un pequeño orificio y luego por otro tubo, pero mucho más grande, entonces el refrigerante se vaporiza (hierve) y absorbe una gran cantidad de calor (el tubo se sentirá frío). Alguna vez tiene que haber puesto su dedo pulgar sobre una manguera con agua y trató de parar el flujo de agua y como consecuencia de ello obtuvo una chorro fino de que se esparció en el aire (como cuando uno riega un jardín). ¿Recuerda el frío que sintió y la pequeña cantidad de agua que alcanzó el terreno?. Esta se evaporó, absorbió calor del aire circundante. Esto es lo que el refrigerante hace dentro de las tuberías del evaporador mientras circula por este.

Si somete al refrigerante a alta presión, se CALIENTA

Si la presión aumenta, la temperatura aumenta. Si un compresor eleva la presión del refrigerante a 275 libras en el interior de las tuberías del condensador, las tuberías se pondrán CALIENTES debido a que la temperatura del refrigerante aumenta con la presión. El compresor también agrega una gran cantidad de calor, debido a que usa un motor y presión mecánica para mantener el refrigerante presurizado. Pero tenemos que presurizarlo de manera que obtengamos una circulación a alta temperatura del refrigerante, para luego hacerlo pasar por un pequeño orificio y reducir su presión en el evaporador para lograr "œel efecto de enfriamiento". Luego este absorbe una gran cantidad de calor del interior del espacio y es aspirado por el compresor para iniciar el ciclo de nuevo.

A medida que el refrigerante absorbe calor, incrementa la presión en el EVAPORADOR.

El refrigerante a alta presión pasa a través del orificio que hace disminuir su presión (dispositivo que controla el flujo), y comienza a evaporarse. El sistema se diseña para mantener una presión correcta.

Está tan bien diseñado, que una gran parte del "œefecto de enfriamiento" permanece todavía en el refrigerante mientras retorna hacia el compresor, y este enfría los bobinados calientes del motor y las partes mecánicas justo antes de que sea comprimido de nuevo para comenzar el nuevo ciclo a través del sistema. Además, está tan bien diseñado que no deja ingresar líquido en el compresor, debido a que el líquido no se comprime y rompería las válvulas internas del compresor. Como podemos ver, ahora, todas las piezas concuerdan justamente como el fabricante lo ha planeado.

Demasiado o muy poco refrigerante no harán cumplir esta condición anteriormente mencionada. Por esto, la carga del refrigerante debe ser la correcta y las partes deben estar funcionando.

 

Comentarios   

0 #2 MAUROVUG 24-12-2016 13:25
Muy buena I nfo. Saludos
Citar
0 #1 dedalus 13-04-2010 02:33
excfelente información la de este articulo
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar